Combatir la desinformación es cuestión de un click

La desinformación está a la orden del día. Lo digital está reportando muchísimas cosas buenas, pero siempre hay algún hueco por el que se cuela la parte negativa. En este caso, la desinformación. 

Persona contrastando información en su móvil para sortear la desinformación

Según Google, en el último año las búsquedas de “¿es cierto que…?” superaron en número a las de «cómo hacer pan«, por ejemplo, en un año en el que la fiebre por cocinar este manjar ha sido bastante alta. 

Bulos, fake news… Ya lo veníamos notando, pero la desinformación ha ido ganando terreno a medida que irrumpía la pandemia del coronavirus en nuestra vida. Por eso, es necesario tener herramientas útiles para saber identificar las noticias falsas.  

Trucos para evitar la desinformación

Debemos tener presente que de forma interesada muchas personas lanzan bulos o generan páginas para contradecir ideas o crear expectativas que nada tienen que ver con la realidad. Por eso, ante cualquier enlace sobre alguna noticia que nos llegue, tenemos que ponernos las gafas de investigador o investigadora. 

Hoy día existen muchas páginas que diariamente se actualizan con muchas de las fake news que van apareciendo y a través de las cuales puedes contrastar mucha información. La Organización Mundial de la Salud tiene un portal dedicado a ello, por ejemplo. No obstante, te damos unas pautas a tener en cuenta cuando recibas cualquier tipo de noticia. 

Quedarse solo con el titular es un error

Muchas veces el titular juega malas pasadas. Para incentivar el clickbait, el titular dista mucho de la realidad que se cuenta en el artículo. Por eso, revisa todos los detalles hasta el final de la noticia. 

Escepticismo ante afirmaciones muy sorprendentes

Muchas noticias nos sorprenden porque tenemos un conocimiento muy básico sobre el tema. Por eso, cuando leamos una noticia tenemos que ver si los argumentos que da están contrastados o si se trata de discursos exagerados o simplemente falsos. 

Titulares de noticias sobre coronavirus

Ten en cuenta la fuente

Identifica siempre a qué estudio, investigación o persona hace referencia el artículo para poder saber más. Además, busca cómo varios medios han tratado el mismo evento para así tener mayor amplitud de miras. En Google, por ejemplo, puedes cambiarte al modo de noticias o buscar un tema en news.google.com. También puedes hacer clic en “cobertura completa”, si procede. 

Por otro lado, puedes usar el Explorador de verificación de hechos de Google para verificar que eso que acaba de contar tu compañero de trabajo por WhatsApp es real. 

Por supuesto, no reenvíes

Si no hay seguridad de que la información que has recibido es totalmente cierta, no reenvíes. En muchas ocasiones llegan noticias que nos aterran o que nos indignan y nuestra reacción es compartir ese sentimiento con otras personas. La desinformación es una cosa de todos y si ponemos en circulación mensajes que ni siquiera hemos analizado, la alimentamos mucho más. 

Ojo con las imágenes

Una imagen siempre aporta mucha información. Sin embargo, hoy se puede editar una foto, sacarla de contexto y generar un bulo. En este caso, puedes hacer clic en el botón derecho y seleccionar “Buscar imagen en Google” para comprobar si ha aparecido antes y en qué contexto. 

Como ves, comprobar si estamos ante una fake news no es una ardua tarea. Es cuestión de empezar a interiorizar que la desinformación existe y la única forma de plantarle cara es haciendo comprobaciones y usando las herramientas que la tecnología nos da. 

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Suscríbete a la newsletter