¿Ya sabes usar las respuestas estándar de Gmail?

¿Ya sabes usar las respuestas estándar de Gmail?
24 septiembre 2019 Angela Liceth

¿Ya sabes usar las respuestas estándar de Gmail?

 

En el #tiptuesday de hoy te enseñaremos a crear respuestas estándar en Gmail para los correos que recibes diariamente acerca de algún tema específico. Si trabajas en el sector de ventas o financiero, seguro que sabes a qué nos referimos, pero si eres de otra área esta tip te puede ser útil también en algunas épocas del año o para situaciones específicas, como por ejemplo en las de contratación de nuevo personal, inscripciones para eventos, webinars, etc. ¿Vamos al grano?

 

¿Qué son las respuestas estándar de Gmail?

Estudios comprueban que en general, solemos pasar un 30% de nuestro tiempo en el trabajo leyendo y contestando correos. Justamente pensando en esto, Gmail creó las respuestas estándar que son correos que tú mismo redactas para ahorrate tiempo en situaciones específicas. Tendrás el trabajo de escribirlos solamente una vez, después, el milagro se hace en tan sólo un click. La parte guay de todo esto es que si trabajas en sectores en los cuáles sueles contestar al cliente sobre un tema en específico a menudo o cuando trabajas con eventos, por ejemplo, esto te puede ayudar a ahorrar unos fantásticos minutos (y la vida útil de tu teclado también 😁).

 

¿Como programar tus respuestas?

Lo primero que hay que hacer para empezar a redactar tus respuestas predefinidas es habilitar la opción en nuestras configuraciones de Gmail. Para esto, basta hacer click sobre el icono con una engranaje en el menú superior derecho y después en Configuración Avanzada y a continuación, mas abajo encontrarás la opción respuestas predefinidas (plantillas). Para activarla, sólo tienes que marcar la opción Habilitar.

A partir de ahora, cuando vayas a redactar tus correos, ya puedes crear una respuesta estándar directamente desde el cuerpo del email simplemente pulsando en icono de los tres puntitos en el rincón inferior derecho de la pestaña y después seleccionar Respuestas predefinidas > Guardar > Nueva respuesta predefinida. Ahora bastará con darle un nombre.

A partir de ahí, siempre que queramos contestar a un correo, tendremos la opción de contestarlo con nuestra nueva respuesta predefinida al alcance de tres clicks: > Respuestas predefinidas > eliges la opción que quieres utilizar bajo el título Insertar. Otra manera de optimizar el uso de esta funcionalidad, es aplicándolas a filtros que usamos para organizar los correos por categorías. Así se puede automatizar aún más las respuestas y, como consecuencia, ahorras aún más tiempo, ya que se puede automatizar no sólo el texto, sino también su envío en función de las condiciones del filtro.

Ya no tienes más excusas para no tener una bandeja de entrada limpia, ¿verdad?

 

Si te gustan nuestros tips de Gmail, no dejes de suscribirte a nuestra newsletter:

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Hablamos?